Portada






           "Si no estás cuando te llega, no te puede doler."   






Este proverbio procedente de las artes marciales chinas hace referencia a las técnicas de evasión realizadas con el fin de no encajar golpes. Aplicado a nuestro caso, se refiere a que cuando te llegan los "golpes" que te da la vida, procuramos no estar presentes para que no nos duelan, y así no sufrir.


Entre las numerosas causas que provocan esa evasión del presente, encontramos fundamentalmente el miedo    ( miedo a sufrir ), la vergüenza. la culpa, etc. Estas causas, aisladas o en conjunto, provocan que, ante situaciones conflictivas que generan estrés, nos evadamos porque preferimos no estar presentes. Con la repetición de este tipo de situaciones, vamos habituándonos a evadirnos y con el tiempo entran a formar parte de nosotros. Ya no es necesario que se produzcan situaciones conflictivas: ¡La mayor parte del tiempo no estamos presentes.!


Es en este contexto donde el mindfulness ofrece soluciones que palían en gran medida la evasión de la realidad, logrando un alto grado de nuestra presencia para poder afrontar y manejar determinado tipo de situaciones. Existen otras terapias alternativas que ofrecen una buena respuesta a este problema pero, sin desdeñarlas, está demostrado que el mindfulness ofrece una mayor resolución del problema.


Es por esta razón por la que hemos dedicado este blog al mindfulness y a su aplicación práctica. Os damos la más cordial bienvenida a nuestro blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada